Baseball

Análisis para ligas de fantasía: ¿Se quedará el poder y la velocidad de Kiner-Falefa?


Image credit: Tim Heitman – USA TODAY Sports

Traducido por Pepe Latorre

Todos sabemos que los Rangers no son buenos, para nada, pero cuentan con algunas piezas decentes desde el punto de vista de las ligas de fantasía. Entre ellos se encuentra Isiah Kiner-Falefa, un ex receptor reconvertido en utility con cierto poder y velocidad que ahora ya es un campocorto que ha dado muestras reales de ese poder y velocidad. Hace solo unas semanas, Mark Barry presentó a Kiner-Falefa en su Free Agent Watch, indicando que la oferta de campocortos de las ligas de fantasía había subido. Dijo: “Es poco probable que ayude a tu promedio de bateo, pero por lo general es difícil encontrar a gente que robe bases. Es aún más difícil complementar esos robos con algo de poder. Kiner-Falefa tiene un par de robos que han sido acompañados por un par de homeruns en sus primeros 11 juegos”.

Pues bien, la proporción de Kiner-Falefa sigue siendo la misma: cinco cuadrangulares y cinco robos en 29 partidos. Dada la ausencia de velocidad en el béisbol actual y ya que no te perjudica en cuatro de las cinco categorías de las ligas de fantasía, es muy probable que Kiner-Falefa ya esté en un equipo. Si está en tu equipo: ¿te lo quedas confiando en la racha que lleva o lo vendes? Y si busca velocidad, ¿debería ser el objetivo para un traspaso? Analicemos los números.

LO BUENO

Kiner-Falefa ya ha alcanzado su récord personal de home runs con cinco. No quiero que esto suene burlón de ninguna manera. Nunca ha sido un pelotero titular. En 2019 solo tuvo 222 apariciones en el plato. La temporada pasada jugó a tiempo completo, pero la reducción de partidos por el COVID resultó en solo 228 apariciones en el plato. Las estadísticas de conteo, evidentemente, no fueron muy impresionantes. Este año solo una lesión debería evitar que alcanzase las 550 apariciones, y algunos entrenadores de fantasía pueden sorprenderse de lo que eso afectará a sus estadísticas de conteo.

Primero nos vamos a centrar en la velocidad, su único activo seguro. Sus puntajes de velocidad son sólidos, con una velocidad de sprint que se sitúa en el percentil 77. Corrió mucho en 2020, pero fue atrapado cinco de 13 intentos. En lo que va de año, Kiner-Falefa ha tenido éxito en los cinco intentos. No espero que la perfección continúe, pero está aprendiendo a elegir un poco mejor sus momentos, por lo que 20 robos a final de año suenan como algo muy plausible. Eso es lo suficientemente valioso por sí solo, pero como verás en el resto de este artículo, la mejor parte es que no obtendrá esos 20 robos mientras sea es un agujero negro en otras categorías. Como pasaba por ejemplo con Elvis Andrus y Roman Quinn.

Lo segundo es el poder. Todavía se juega con alguna versión de la pelótica de goma de los últimos años, y Kiner-Falefa se ha beneficiado de eso hasta ahora. Su tasa de batazos duros llega al 37.5%, mejor registro de su carrera, y aunque todavía está por debajo del promedio de la liga, ha castigado algunas bolas rápidas malas. Cuatro de sus cinco jonrones han sido en rectas, que son el único grupo de lanzamientos en los que está manejando un ángulo de bateo positivo (cinco grados). Como resultado ha visto su HR/FB pasar del 7% en 2020 a un elevado 20% esta temporada. Dado que su índice general de elevados es tan bajo, y dado que tenemos que asumir que este récord personal en HR/FB retrocederá durante una temporada completa, no creo que pueda conseguir más de 10-12 cuadrangulares durante el resto del año. Eso todavía lo pondría en la parte media-alta, lo cual es suficiente para que no te quite puntos.

Mark había dicho que no estaba seguro de que Kiner-Falefa fuera de ayuda en el promedio de bateo. Creo que lo esperable es que “no te lastime” y lo mejor que podría suceder es que fuera “útil”. Hace mucho contacto y la tendencia a pegar batazos rodados unido a su velocidad debería ayudar a evitar un BABIP insatisfactorio. Este año está logrando más lineazos que nunca, con un 28%. Un contacto duro promedio de las Grandes Ligas, pero con tantos lineazos le mantienen en torno al .270, y podría lograr otro año de .280.

En cuanto a carreras y carreras impulsadas, Kiner-Falefa ha estado abriendo el orden de bateo la mayor parte del año. Los Rangers no lo están haciendo muy bien, por supuesto, pero ese es el lugar donde quieres estar para generar carreras. Podría coquetear con las 80 anotadas y alrededor de 55 impulsadas. Nuevamente, estos no son grandes registros, pero las carreras son suficientes para evitar lastimarte en el formato estándar de 5×5. Las carreras impulsadas serán malas, pero puedes disculparlo si es un bateador inicial y si está al menos en el promedio en las otras cuatro categorías.

LAS PREOCUPACIONES

Antes de 2021, aunque Kiner-Falefa hizo mucho contacto, no golpeó la pelota con mucha fuerza. Todavía no lo hace. Todo ese contacto está bien, pero hace swing a todo, lo que significa que la calidad no es muy buena. Esto se refleja en su tasa de barrels del 5.2% (percentil 24 y por debajo del promedio), xSLG (percentil 44) y xwOBA (percentil 39). Los resultados hasta ahora han sido buenos, pero no hay mucho margen de maniobra.

Mire la tendencia actual de sus batazos. El problema es si después de 500 apariciones en el plato, se mantiene así o cambia más hacia lo que vimos en 2020 o en 2019. Si está más cerca de 2019 con un bateo más ligero, su BABIP y su promedio caerán. De hecho, preferiría que se inclinara hacia 2020 en lugar de hacia 2019, donde puede usar sus piernas para vencer a los rodados. Dos de cada tres escenarios son manejables, así que esperemos que permanezca en esa zona segura.

De nuevo, tengo que sacar a colación el hecho de que juega en los Rangers. Las carreras combinadas y las carreras impulsadas que aportará son lo suficiente para ser tolerables, mientras que, con suerte, cosechas las recompensas en bases robadas y promedio de bateo. Pero ha bateado séptimo en el orden unas cuantas veces en la última semana, y hay pocas esperanzas de carreras y carreras impulsadas en esa posición.

Resulta que mi colega Mike Gianella tenía razón durante la pretemporada. Él tenía más confianza en Kiner-Falefa que cualquier otro miembro del personal. Y de momento está rindiendo mejor que otros torpederos: Kiner-Falefa es el 27º mejor bateador según el Player Rater de Razzball. Su 112 de DRC+ está empatado en el puesto 88 entre los bateadores, lo que tampoco es muy excitante. Sin embargo, teniendo en cuenta su enfoque, sigue siendo bastante sólido y está registrando la mejor marca de su carrera hasta ahora. El hecho de que los gerentes de las ligas de fantasía tengan que darles especial importancia a los peloteros veloces significa que vale la pena perseguirlo en los intercambios.

Kiner-Falefa tiene menos valor en las ligas con OBP puesto que su tasa de base por bolas es del 4%, pero tiene un piso de AVG decente para evitar deslizarse por debajo de la marca de .300 de OBP. Pero lo que realmente estás comprando es el potencial de 20 robos esperando que el resto se mantenga. Es posible que cuando alcance la madurez profesional logre un año con un promedio de .280 y un 20/20, pero no es probable que lo haga en 2021. Aun así, por lo que pagaste en el draft, o como una primera incorporación de la agencia libre, seguirá aportando. Si estás en una posición en la que necesitas desesperadamente robos, él es lo suficientemente estable como para apuntar en un intercambio. Además, está la flexibilidad posicional, no tan atractiva como cuando podías colocarlo en el receptor, pero que te ayudará a adaptarte sobre la marcha.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now





Source link

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button