Baseball

Blake Snell simplifica su enfoque


Image credit: © Jayne Kamin-Oncea-USA TODAY Sports

Traducido por José M. Hernández Lagunes

No hay manera de decir esto de forma agradable. Blake Snell ha tenido un 2021 bastante duro.

El zurdo de los Padres fue mundialmente famoso por ser retirado de manera controvertida en el sexto juego de la Serie Mundial, en el que dominó a los Dodgers de Los Ángeles durante cinco innings, y lo sentaron sólo un out en el sexto. Como sabemos ahora, el bullpen de los Rays se colapsó, los Dodgers ganaron su primer campeonato en 32 años, y se produjo uno de los debates más feroces en la esfera del béisbol en Internet. Pero ahí no acaba la historia, ya que Snell fue traspasado al oeste en la temporada invernal, lo que supuso su última salida con el uniforme de los Rays.

Los Padres, en su afán por ir por todas, adquirieron a Snell en una oleada de movimientos para renovar su rotación de abridores. En las 24 horas siguientes a la adquisición de su nuevo zurdo, los Padres también contrataron a Yu Darvish de Chicago, y en 24 días, llegaron a otro acuerdo para adquirir a Joe Musgrove de Pittsburgh. Mientras que Darvish y Musgrove han tenido un buen desempeño, Snell, al menos durante los primeros dos meses y medio de la temporada, retrocedió.

Si miramos su actual ERA de 4.58 y su FIP de 4.17, no es demasiado alarmante a primera vista, pero hasta el 22 de junio, Snell tenía un ERA de casi 6. Su FIP hasta ese momento era mucho más aceptable, 4.38, y aunque seguía fallando muchos bates, la tasa de bases por bolas del 13.2% parecía ser lo que más le impedía evitar carreras de forma sostenible.

Sin embargo, desde el 22 de junio, Snell ha sido un lanzador mucho mejor, lanzando con un ERA mucho más parecido al suyo y un FIP de 3.93.

Fechas JI IP ERA FIP LOB% HR/FB% BABIP
Antes del 22 de junio 14 61.1 5.72 4.38 68.7% 20.8% .333
Después del 22 de junio 10 52.2 3.25 3.93 83.1% 12.2% .289

Claramente, al menos parte de lo que Snell necesitaba era que algunas de sus métricas basadas en la suerte volvieran a su favor, lo que ha ocurrido de manera significativa. Pero hay otra cosa que coincide con esta línea temporal que podría dar una visión más clara del cambio de temporada de Snell (negro = cuatro costuras, amarillo = curva, rojo = slider, azul = cambio):

A partir del 22 de junio, Snell comenzó a utilizar su slider como su principal lanzamiento secundario, y (en su mayor parte) ha aumentado constantemente su uso desde entonces. También hay que destacar que ha dejado de lanzar el cambio de velocidad, lo cual es bueno, ya que es su peor lanzamiento. Este enfoque más simplificado le ayudó especialmente en su última salida contra los Dodgers, cuando realizó uno de los mejores partidos de su carrera.

En su magistral actuación, Snell lanzó un máximo de 7 ⅔ entradas, ponchando a 10 bateadores de los Dodgers, sin permitir bases por bolas, y permitiendo una carrera en su última entrada de trabajo. ¿La parte más interesante? Lo hizo casi exclusivamente con la bola rápida y el slider (rojo = cuatro costuras, amarillo = slider, azul = curva):

Snell lanzó la friolera de 122 lanzamientos: 66 bolas rápidas, 48 sliders, ocho curvas y exactamente cero cambios.

Junto con su enfoque optimizado, Snell fue una máquina de lanzar strikes. Hasta la fecha, Snell registró el mayor %Zona (50%), %Abanicadas-Z (80.3%) y el tercer mayor %Strike-F (69.2%) de la temporada. Además, también registró uno de los más bajos %Contacto-Z de la temporada (70.5%). Todas estas métricas han seguido una tendencia al alza, especialmente desde el descanso del Juego de las Estrellas, desde el que Snell ha lanzado el slider el 29.3% de las veces.

Fechas %SL %Zone %Abanicadas-Z %Contacto-Z %Strike-F BB%
Pre Juego de Estrellas 20.2% 37.6% 64.1% 85.2% 54.5% 14.1%
Pos Juego de Estrellas 29.6% 43.5% 72.6% 81.3% 61.5% 10.6%

Esto es lo que significa todo anterior: Blake Snell confió en sus dos mejores lanzamientos en la zona, yendo directamente a por la alineación de los Dodgers en lugar andar tratando de morder la zona, lo que le ha metido en problemas todo el año.

Obviamente, no sería prudente poner demasiado peso en una muestra de un juego, pero es difícil imaginar que todo esto fue por accidente. Echemos un vistazo a un video de esta salida para apreciar lo grande que fue Snell contra los Dodgers, comenzando con su primer bateador del juego, Trea Turner.

Snell comienza con una bola rápida en la zona para el primer strike:

Luego, reta a Turner con una bola rápida de 154kph en la mitad de adentro para el segundo strike:

Lo cual le permite alinear su siguiente lanzamiento, un slider al pie trasero que engaña a Turner, quien puede aguantar el bate lo suficiente para obtener la primera bola:

Anteriormente, aquí es cuando Snell se metía en problemas. Pero hoy se agarra de sus pistolas y le lanza una bola similar. Esta vez, Turner no se aguanta y se poncha.

Esta es una fórmula a la que Snell se apegó durante la mayor parte del partido, utilizando el túnel de la bola rápida deslizante a su favor. Aquí está de nuevo usando el slider para conseguir que Will Smith se ponche de forma similar a Turner:

Aunque Snell utilizó principalmente dos lanzamientos para mantener a raya a la alineación de los Dodgers durante más de siete entradas, estuvo lejos de ser predecible, recurriendo a la bola rápida alta para ponchar bateadores. Aquí está haciendo precisamente eso contra Chris Taylor.

Y aquí, nuevamente se la hace a Taylor:

Quizás lo más interesante de la salida de Snell fue su uso de la bola rápida baja. Mientras que hizo un gran trabajo preparando el slider bajo con las bolas rápidas elevadas y viceversa, hubo tres ocasiones en las que Snell fue a una bola rápida baja del lado del guante con dos strikes como para disfrazarla de slider que un bateador esperaría que saliera de la zona. Las tres veces, congeló al bateador para el tercer strike.

Este es un ejemplo de lo que hizo a Corey Seager.

Al acabar, Snell tuvo su mejor actuación de la temporada, así como una de las mejores de su carrera. Lo hizo utilizando un enfoque principalmente de dos lanzamientos, desafiando a los bateadores de los Dodgers en la zona, al tiempo que se mantenía fuera de una rutina predecible. Coño, si funciona contra los Dodgers, puede funcionar contra cualquiera, ¿verdad?

vrTodo esto no quiere decir que Blake Snell haya vuelto a su forma de 2018. En ese entonces, su slider era en realidad su lanzamiento menos utilizado. Pero la diferencia en su rendimiento a partir del momento en que comenzó a usar más su slider es difícil de ignorar. Para los Padres, quienes han pasado de tener grandes expectativas a estar fuera del panorama de postemporada, ciertamente podrían usar más actuaciones como esta de Snell.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now





Source link

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button