Baseball

¿Están en peligro los bateadores con la nueva iniciativa sobre sustancias pegajosas? (Una actualización)


Image credit: Rick Scuteri-USA TODAY Sports

Traducido por Carlos Pérez 

El mes pasado, escribí sobre la inminente aplicación de las reglas 3.01, 6.02(c), y 6.02(d) -ya sabes, las reglas sobre las sustancias pegajosas- y cómo podrían afectar a los bateadores golpeados por los lanzamientos. Una de las justificaciones que escuchamos sobre usar sustancias que le dan más agarre a la pelota fue que al usarlas controlaban mejor la pelota. Sin esa mejora en el agarre, decían, los bateadores tendrían más riesgo de verse golpeados por lanzamientos errados.

Miré los datos de HBP durante los primeros tres meses de la temporada 2021 comparada con períodos similares en 2016, 2017, 2018 y 2019. No encontré pruebas que dijeran que la falta de sustancias pegajosas pusiera en riesgo a los bateadores. Mi artículo salió antes de la aplicación de las reglas el 21 de junio, pero mi compañero Jonathan Judge de BP encontró un descenso dramático en ratios de rotación al comienzo de junio. La nueva vigilancia, parecía disuadir a los lanzadores de aplicar sustancias a la pelota. Ese efecto disuasorio no puso a los bateadores en un riesgo más grande.

Aun así, especulaba sobre lo que podría suceder a continuación. Ahora tenemos los datos, aunque limitados, sobre lo que ha sucedido. ¿Cómo ha afectado a los bateadores golpeados la erradicación de sustancias prohibidas?

Para responder esto, lo fraccioné en tres períodos de tres semanas. Los nuevos protocolos comenzaron el 21 de junio, desde las tres semanas hasta el parón del All-Star, el 11 de julio. Las tres semanas anteriores, del 31 de mayo al 20 de junio, fueron el período previo al protocolo: los lanzadores sabían que los cambios estaban en el aire, y algunos cambiaron sus actuaciones. En las tres semanas anteriores a esas, del 10 al 30 de mayo, crema solar, resina y Spider Tack eran usadas libremente.

Para hacer este análisis, decidí dividir las dos ligas. Ya que los lanzadores no batean en la Liga Americana, están menos limitados a la hora de lanzar a los bateadores rivales, ya que nunca estarán en la línea de fuego de los lanzadores rivales. (Al menos esa es la historia; no es cierta en realidad. Pero dividí las ligas de todas formas).

Aquí están las ratios de los golpeos por lanzamiento, medidos en apariciones al plato por bateador golpeado (es decir, cuanto más bajo sea el número, los bateadores son golpeados con más frecuencia) en la era libre.

En promedio, los bateadores fueron golpeados en algo más del 1% de sus apariciones al plato. Fueron golpeados más a menudo en la Liga Nacional que en la Liga Americana.

Como expliqué en mi análisis previo, las ratios de HBP no cambiaron mucho cuando la nueva regla se aproximaba.

Los bateadores fueron golpeados más seguido en la Liga Americana e insignificantemente menos en la Liga Nacional. En general, los bateadores fueron golpeados una vez cada 93.2 apariciones al plato en las tres semanas antes de los nuevos protocolos, mientras que antes sucedía cada 96.6 en las tres semanas anteriores. No es una gran diferencia.

Esto es lo que ha sucedido desde entonces.

En la Liga Americana, los bateadores fueron golpeados menos seguido que en las tres semanas previas. La ratio HBP/PA durante los tres períodos fue de 107.3, 96.4 y 101.5. Los bateadores fueron golpeados más una vez pareció claro que la regla estaba siendo aplicada, aunque el cambio no es muy grande.

El cambio en la Liga Nacional, sin embargo, es grande. El PA/HBP bajó a 72.0 respecto al 90.1 en las tres semanas previas y el 87.8 en las tres semanas anteriores a esas. ¡Eso es mucho! Bajó la ratio de la MLB hasta 83.9. Estaba en 93.2 en las semanas de sospecha y 96.6 en las semanas antes de la aplicación de los protocolos.

¿Significa esto que las advertencias sobre poner en peligro a los bateadores son correctas? No diría tanto, por dos razones. Lo primero es que estamos hablando de tres semanas. Eso no es mucho. Todavía queda mucho béisbol, muchos datos que ser recogidos. Segundo, la diferencia entre las dos ligas (menos HPB en el Circuito Joven, más en el Circuito Viejo) no parece sostenible. Las dos ligas no son tan diferentes. Ajustar la brecha entre ambas cambiará el resultado general.

Por ahora, sin embargo, aparcaré mi escepticismo inicial. Retirar la sustancia pegajosa del juego podría resultar en más bateadores golpeados que nunca. Quizá. Veremos.

***

Mientras estamos en el tema de las muestras que no son lo suficientemente grandes para sacar conclusiones significativas, hablemos sobre la asistencia.

Un amigo me mandó un artículo sobre que el béisbol está muriendo. Uno de los factores citados fue el descenso de la asistencia. Cualquier análisis de la asistencia requiere dos grandes advertencias:

  1. Puede que no te guste la asistencia decreciente. Puede que no me guste la asistencia decreciente. Pero como Rob Arthur (aquí) y yo (aquí) hemos escrito, a los propietarios puede gustarles que la asistencia decrezca. Es totalmente posible para los equipos generar más beneficio con menos asistentes en las gradas. Menos fans en las gradas quizá sean algo típico, no extraño.
  2. Los estadios abiertos hasta su capacidad completa son una novedad, y hay muchos aficionados que no están listos para divertirse con 40,000 personas, al exterior o bajo techo.

Comparé la asistencia de los últimos diez juegos de casa de cada equipo antes del All-Star con asistencia similar en 2019, cuando el All-Star Game era cuatro días antes. Obviamente, es un instrumento pobre. Mirar solo 10 juegos limitó tanto las fechas como los oponentes. Los equipos atrajeron más gente en fin de semana que durante la semana, y más para los Dodgers y Yankees que para los Pirates y Orioles. Si solo consideras diez juegos, nada está fuera de lo normal. Además, nueve equipos todavía no han jugado diez juegos en casa a máxima capacidad.

Dicho esto, estos números no son motivantes.

Asistencia en casa los 10 últimos días antes del parón del All-Star
Equipo 2019 2021 Cambio
Rangers 261,837 293,553 12.1%
Padres 306,185 342,516 11.9%
Marlins*** 69,811 73,917 5.9%
Braves 357,202 349,217 -2.2%
Dodgers 508,573 479,964 -5.6%
Reds 271,669 249,649 -8.1%
Cubs 393,961 343,838 -12.7%
Nationals 286,432 246,960 -13.8%
Giants**** 298,713 256,397 -14.2%
Astros 375,970 319,500 -15.0%
White Sox** 179,233 151,352 -15.6%
Royals 227,481 190,455 -16.3%
Mariners**** 221,292 182,188 -17.7%
Brewers 360,533 287,557 -20.2%
Red Sox 406,687 307,134 -24.5%
Rockies*** 333,029 242,984 -27.0%
Yankees 413,565 299,107 -27.7%
Phillies 333,739 237,334 -28.9%
Indians 254,902 179,102 -29.7%
Mets 362,232 238,868 -34.1%
Cardinals 437,642 283,136 -35.3%
Angels 406,855 251,342 -38.2%
Tigers 236,441 144,165 -39.0%
A’s** 126,087 75,912 -39.8%
Pirates*** 148,305 89,011 -40.0%
Twins*** 237,302 140,113 -41.0%
Orioles 206,806 116,488 -43.7%
Rays* 107,269 49,475 -53.9%
Diamondbacks 285,409 111,432 -61.0%

*Los datos son por cinco fechas a capacidad completa

** Los datos son por seis fechas a capacidad completa

*** Los datos son por siete fechas a capacidad completa

**** Los datos son por nueve fechas a capacidad completa

Es obvio por qué menos personas van a ver a los Diamondbacks y los Twins. Es menos obvio por qué la gente no va a los juegos de los Mets y los Rays. (¡Y enhorabuena a los A’s por rebajar su producto!).

Una vez más, es una muestra pequeña. No te la tomes muy en serio. Pero es un intento honesto. Si ves algo comparando cifras de todo el año, o usando las cifras de 2021 para equipos que no estaban a máxima capacidad, o incluyendo datos de los Toronto Nómadas, puedes ignorarla.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now





Source link

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button