Baseball

La edad de oro: Primera semana de mayo


Image credit: Vector image by VectorStock / Pau2000

Traducido por Marco Gámez

4 de mayo – Feliz 50 cumpleaños, Brian Maxcy

Maxcy, una apuesta, tomada de Mississippi, con un riesgo más grande que el personaje de “Matar a Ruiseñor” Boo Radley, fue una selección de la ronda 20 de los Tigers en el ‘92, y rápidamente ascendió en sus clasificaciones durante unos años. En su debut, en mayo de 1995, se le pidió que mantuviera la desventaja en una carrera. Su primer bateador fue Frank Thomas, a quien golpeó con un lanzamiento en cuenta de 3-2. Pero, en total trabajó 1⅔ entradas sin anotaciones y Kirk Gibson decidió a favor de Detroit con un jonrón en el noveno tramo para convertir a Maxcy en el lanzador ganador del juego. No permitió anotaciones en sus primeras cinco entradas durante seis salidas, pero los problemas de control aumentaron su efectividad  hasta cerca de siete en 41 apariciones. En 1996, era difícil encontrar ayuda para el cuerpo de relevistas en la Ciudad de Los Motores, porque, en ocasiones, las situaciones nunca cambian. Cuando llegó su turno en abril de 1996, fue castigado con cinco carreras en tres entradas y media. Más tarde fue cambiado a los Cardinals, donde, después de dos años, no pudo avanzar de Triple-A; a diferencia de lo que hizo la escritora de la mencionada obra, Harper Lee, él mantiene su secuela inconclusa.

4 de mayo – Feliz 50 cumpleaños, Joe Borowski

El legendario don nadie polaco fue quizás el mejor jugado elegido por los White Sox en el draft de 1989. Fue él o Frank Thomas, el tiempo lo dirá. Aunque fue escogido en la ronda número 32, transitó la atractiva ruta del béisbol profesional durante casi 20 años. Fue intercambiado a Baltimore por Pete Rose, Jr. en 1991, luego a Atlanta por Kent Mercker. Durante los primeros cuatro años de su carrera en las Grandes Ligas, Borowski realmente no causó sensación, algunas entradas aquí y allá, nunca tuvo una posición estable, aunque sí consiguió un anillo de Serie Mundial gracias a nueve entradas y media con los Yankees de 1998.

Casi se retira después de una mala temporada con los Newark Bears de las ligas independientes en 2000, luego revivió su carrera en la Liga Mexicana con los Sultanes de Monterrey, lo que le sirvió para conseguir  trabajo con los Cubs. En 2002 era un lanzador preparador dominante, en 2003 salvó 33 juegos para un equipo que llegó a la Serie de Campeonato de la Liga Nacional y luego [la escena perdida]. La ineficacia volvió a acosar al jornalero, pero regresó como el cerrador de los Marlins en 2006 y lo aprovechó para convertirse en el cerrador de Cleveland, constituyéndose en el primer lanzador en salvar al menos 40 juegos con una efectividad de 5.00+. Esto solo pospuso la batalla que nuevamente perdió contra el inevitable promedio de los bates en las grandes ligas, y en 2008 fue liberado

5 de mayo – Feliz 50 cumpleaños, Mike Redmond

Uno pensaría que un receptor de Gonzaga habría sido reclutado en cualquier ronda, pero Redmond no fue seleccionado por ninguno de los equipos en 1992. De todas maneras, con la expansión, los Marlins le dieron un contrato y pasó seis años trabajando en las menores hasta que su oportunidad llegó después que Mike Piazza fue canjeado el 31 de mayo de 1998. Comenzó con un juego de 3 hits en 3 turnos, incluyendo un jonrón, y entre esa serie y 2003 osciló entre receptor titular y receptor suplente. También fue el arma secreta de los Marlins contra Tom Glavine,  gracias a una línea ofensiva de .438 / .471 / .604 contra él en 51 AP, cifras máximas de por vida ante cualquier lanzador enfrentado.

Habiendo notado que no lograría conseguir nada más en lo que a beisbol respecta dentro del área de Miami, tomó un trabajo agradable y fácil en Minnesota durante cinco años como suplente de Joe Mauer. Cerró sus días de cómo jugador activo con una temporada parcial en Cleveland. Se convirtió en el mánager de los Marlins, pero claramente se olvidó de aquello de que no le quedaba nada más por lograr en Miami. Condujo allí durante dos temporadas y fue despedido durante la tercera.

8 de mayo – Feliz 50 cumpleaños, Todd Greene

Greene es el líder actual del club de ex jugadores que conectaron más jonrones (71) que boletos recibidos (67) en su carrera, aunque los jugadores activos  Jonathan Schoop y Sal Pérez tomarían la delantera si se retiraran hoy. Este receptor suplente durante toda su carrera fue seleccionado como jardinero por los Angels en la 12ª ronda del Draft del ‘93. Su conversión en receptor asombró a muchos en las menores después de que despachó 90 jonrones en sus primeras tres temporadas en las sucursales del equipo. Hizo su debut a finales de julio de 1996, sustituyendo a Don Slaught  y bateando un sencillo que empujó dos carreras.

Salió de Anaheim después de cuatro temporadas, Toronto lo despidió en el entrenamiento de primavera de 2001, pero, en contraparte, se convirtió en el suplente de Jorge Posada en el Bronx, pasó todo el tiempo en la banca mientras su equipo ganaba el banderín de la Liga Americana, exceptuando ese momento en el que recibió el 43 primer lanzamiento del presidente Bush en el Juego 3 usando el # 43. Terminó su carrera con los Rangers, Rockies y Giants, ocasionalmente corriendo hacia uno y menos que ocasionalmente caminando hacia otro. Durante la última década ha trabajado en la oficina principal de los Diamondbacks como asistente especial, quizás observando y esperando que alguien supere su propia paciencia, pero probablemente haciendo otras cosas.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now





Source link

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button