Baseball

La edad de oro: semana del 11 de julio


Image credit: Vector image by VectorStock / Pau2000

Traducido por José M. Hernández Lagunes

13 de julio: feliz cumpleaños Rich Aude

Todo el mundo en el béisbol quiere una razón para ser recordado. Aude, seleccionado en segunda ronda por Pittsburgh en 1989, se convirtió en un primera base con potencia-plus en ciernes. No fue recordado por su primer hit, cuando tenía 21 años, que fue la carrera impulsada ganadora de un juego contra los Cardinals. Tampoco por su segundo y último cuadrangular en las Grandes Ligas, en 1995, con Fernando Valenzuela en la lomita. Fue por esto: en 1994, con Triple-A Buffalo, pegó un cuadrangular para finalizar el partido e hizo esto con su bate.

https://www.youtube.com/watch?v=6H_DPFkuyP8oldenAgeJuly11

No jugó en las Grandes Ligas después de cumplir 25 años, y la historia de su carrera se ha comprimido para muchos en un gran swing, seguido de un estruendoso momento de júbilo. Es un momento más que el de la mayoría de los jugadores de su categoría, y es uno que todavía resuena hoy en día.

15 de julio: feliz cumpleaños Tim Harikkala

El primer jugador de la MLB originario de la Universidad Florida Atlantic era una apuesta arriesgada. Este relevista nunca fue una estrella ni siquiera en la universidad, pero unas cuantas docenas de innings impresionantes le convirtieron en una selección de la ronda 34 por Seattle en 1992. ¿Y apoco no es así como sucede a veces? Alguien con material decente recibe entrenamiento de nivel profesional y despega. Fue el mejor lanzador de los Mariners en ligas menores en 1994 gracias a un récord de 16-4 en tres niveles, y lanzó exactamente en un juego para Seattle en 1995 y 96.

Tres años más tarde llegaría a las Ligas Mayores con Boston, y luego esperaría otros cinco años antes de su temporada más productiva con el más maldito de todos los roles: lanzador de preparación de los Rockies. Destacó deteniendo ralies, dejando en base a 24 de sus primeros 27 corredores heredados. Sin embargo, como descubrieron más tarde los arqueólogos del béisbol, esa no es una habilidad, y al año siguiente con Oakland permitió que cinco de seis corredores heredados anotaran. Hizo una aparición más en la MLB, en 2007, de nuevo con Colorado: una salida puntual, seguida de un despido. Nunca se le llamó “Finnisher”, sobre todo porque nunca registró un salvamento.

15 de julio: feliz cumpleaños James Baldwin

El lanzador más ganador de los White Sox a finales de los 90s tenía una bola curva absolutamente demoledora. El lanzador elegido en la cuarta ronda del Draft de 1990 pasó por el sistema de los White Sox como uno de los mejores prospectos, llegando a ser el número 8 en la lista de Baseball America. Su llamado en 1995 fue un poco difícil, pero en el 96 se asentó con un promedio de carreras limpias admitidas de 3.48 hasta julio, con un impresionante récord de victorias y derrotas—el cual gustaba entonces—ganando el segundo puesto en la votación del Novato del Año detrás de un fulano llamado Derek Jeter.

Seguiría siendo uno de los lanzadores más destacados de los Sox, aunque nunca alcanzó su estatus de as hasta el año 2000, cuando una primera mitad fabulosa le llevó al Juego de Estrellas. Subió al montículo en la tercera entrada y, a pesar de haber cedido el único cuadrangular del partido, fue el lanzador ganador (ya que el fulano llamado Jeter fue el MVP del partido). Más tarde, ese mismo año, fue el abridor en el tercer partido de la Serie Divisional de la Liga Americana y dio a su equipo una salida de calidad.

Al año siguiente, el contrato de Baldwin se prorrogó por un año, lo que significaba que no estaba en los planes a largo plazo, y finalmente fue transferido a una rotación de los Dodgers plagada de lesiones en 2001. Siguió lanzando bien, pero Los Ángeles no alcanzó la postemporada. Su siguiente año fue en Seattle, donde los niveles de miseria empeoraron tanto para Baldwin como para los fans de “Frasier”. Niles y Daphne ya estaban juntos, ¿qué sentido tenía? A partir de ahí, fue una carrera alocada por diferentes organizaciones—siete en menos de cuatro años—hasta que los Blue Jays le dieron las gracias en 2006.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now





Source link

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button