Baseball

La edad de oro: tercera semana de mayo


Image credit: Vector image by VectorStock / Pau2000

Traducido por José M. Hernández Lagunes

18 de mayo: feliz cumpleaños, Rich Garcés

El corpulento relevista a quien llamaban “El guapo” fue fichado como jardinero a sus 16 años por los Twins en 1987, procedente de Venezuela. Rápidamente probó lanzar, e hizo su debut en la MLB como adolescente en el verano de 1990, apareciendo en la lista de prospectos de Baseball America en el puesto 16. (Es, hasta la fecha, el último adolescente en conseguir múltiples salvamentos en una temporada.) Sin embargo, había una pequeña—bueno, no tan pequeña—preocupación: a medida que aumentaba su edad, también lo hacía su peso. Además, tuvo problemas con las bases por bolas en ligas menores. El béisbol todavía estaba interesado en alinear a un cierto genotipo en los años 90, y Garcés sólo volvería a la MLB una vez más en siete años con los Twins antes de ser liberado al final de la temporada del 94.

Tras pasar por los Cubs y los Marlins en 1995, Boston le dio un contrato en 1996, y se convirtió en un popular preparador durante siete temporadas. Mike Maddux le puso el apodo de “El Guapo”, supuestamente porque se parecía al personaje de la película “Los tres amigos”. (narrador: no es así). En el año 2000 se destapó con la mejor relación K/BB de su carrera en casi 75 entradas. Garcés ganó un partido de la Serie Divisional de la Liga Americana en 1999, relevando a Kent Mercker en la segunda entrada de una salida que Boston acabaría ganando 23-7. Finalmente fue despedido en 2002 debido a su abultado ERA. Intentó algunos regresos con los Rockies y otro con los Red Sox antes de establecerse por dos temporadas con el Nashua Pride de la Liga Independiente. Y los Twins aprendieron la lección: nunca más soltarían a alguien que se fuera a los Red Sox.

21 de mayo: feliz cumpleaños, Chris Widger

El receptor de los Expos comenzó su carrera en la organización de los Mariners en 1992, cuando lo reclutaron en la tercera ronda. Widger debutó en el verano de 1995 y alcanzó la plantilla de la postemporada. Sin embargo, a largo plazo no era Dan Wilson, por lo que el equipo lo envió a Montreal en el intercambio por Jeff Fassero, donde se convirtió en el receptor principal durante cuatro temporadas. Consiguió una veintena de cuadrangulares, pero eran los años 90 y todo el mundo los conseguía. Widger fue enviado de vuelta a Seattle en el año 2000 por Terrmel Sledge, quizás el intercambio más Montreal de la historia.

Tras unos breves periodos con los Yankees y los Cardinals, se enganchó con los Camden Riversharks en 2004, y los White Sox lo ficharon después. Esa temporada funcionó bien. Widger fue el suplente de A.J. Pierzynski, y estuvo en el banquillo durante toda la postemporada, salvo en el tercer partido de la Serie Mundial, en el que jugó en los extra innings y consiguió una base por bolas con la casa llena en la parte alta de la 14ª para obtener una carrera de colchón. Fue liberado el verano siguiente y tuvo una última oportunidad con Baltimore en 2006. Más tarde, regresó a Camden como entrenador, y en 2014, jugó exactamente un partido a la edad de 43 años antes de convertirse en el mánager. Este año, dirige a los Quad City River Bandits.

23 de mayo: feliz cumpleaños, Marshall Boze

Todavía sorprende a los eruditos del béisbol que Marshall Boze fuera un lanzador de los Brewers y no un luchador de MMA. Qué desperdicio de nombre. Boze nació en Arizona, pero creció en Alaska: un Schilling inverso, por así decirlo. Se convirtió en una leyenda de la preparatoria en Alaska al ponchar a 21 bateadores en un partido de American Legion, y de ahí pasó a lanzar en el Southwestern College de California, donde Milwaukee lo vio y lo cogió en la 15ª ronda del Draft de 1990. Boze lanzó en las ligas menores durante seis temporadas, y estuvo en el bullpen de los Brewers la mayor parte de 1996, convirtiéndose en la primera persona criada en Alaska en jugar en las Ligas Mayores. No regresó para un segundo año, en gran parte porque emitió siete bases por bolas por cada nueve entradas. Terminó su carrera en Taiwán, México y la Liga del Atlántico.

El roce de Boze con la notoriedad se produjo el 31 de mayo de 1996 contra Cleveland, cuando, tras un duro inning, golpeó a Albert Belle con un lanzamiento. En la siguiente jugada—un roletazo a segunda—Belle derribó a Fernando Viña en el césped en la jugada, lo que condujo a una pelea realmente grande e incómoda. Fue la única oportunidad que tuvo Boze de utilizar su nombre en la MMA, pero eran los años 90 y la MMA aún no era un fenómeno.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now





Source link

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button